Hemos comentado de forma extendida los beneficios que plantea el e-commerce en estos tiempos. Las ventajas se cuentan por montones y cada vez son más los emprendedores que deciden abrir una tienda virtual.

Esta iniciativa demanda mucho trabajo y dedicación. Como dueño de la marca, uno debe de tomar decisiones sobre el diseño de la tienda online, la información sobre el producto, el cliente al que va dirigido este servicio, entre otros puntos.

En este artículo, te ofreceremos la guía definitiva para iniciarte en este emocionante camino de la creación de tu tienda online o e-commerce. ¡Empecemos!

Qué es el eCommerce: definición modelos y ventajas

El e-commerce y la pandemia

Hace unos años, el comercio electrónico comenzó a ganar popularidad. Hoy, impulsado en parte por la pandemia, se ha convertido en el método de compra preferido por los consumidores. Muchas empresas han dejado atrás las ventas físicas tradicionales para expandirse en línea. De hecho, cada vez están naciendo más empresas que solo ofrecen servicios online.

El sector del comercio electrónico está en auge en estos momentos, ya que la situación derivada de Covid-19 le dio el último impulso. Según los últimos estudios sobre comercio electrónico de 2021, el 83,7% de los internautas españoles aseguran que la pandemia les ha inducido a utilizar más Internet para comprar en comparación con el comercio tradicional.

El negocio online abre un amplio abanico de oportunidades para la empresa. Este ofrece la posibilidad de llegar a un mayor número de consumidores, sin importar dónde se encuentren. Además, bajar el costo de alquilar un espacio físico permite que el producto tenga un precio más bajo y sea más competitivo.

Ahora sí, ¡los 10 pasos para crear tu e-commerce!

Guía básica para crear un primer eCommerce | JivoChat

1. En primer lugar, debes elegir el nombre y dominio

Elegir un buen nombre para tu marca es fundamental para llegar a su público objetivo. Es importante que tanto el nombre como el dominio (la dirección del sitio web) sean breves, fáciles de recordar, de pronunciar y de escribir, así evitarás confusión en tus clientes.

Para un buen posicionamiento en buscadores como Google, es vital que el dominio contenga algunas de nuestras palabras clave.

2. Piensa y haz realidad un logotipo que represente a tu empresa

Además del nombre y el dominio, debes prestar especial atención al logotipo de su marca porque es la tarjeta de presentación de tu empresa y les da a tus clientes autoridad y confianza. Haz visible tu logotipo en la página de su tienda virtual.

3. Elige qué tipo de plataforma quieres utilizar para tu e-commerce

Necesitas saber cómo diferenciar entre 2 tipos de plataformas, código abierto y código cerrado. Dependiendo de tus conocimientos técnicos, puedes elegir la que más le convenga.

En primer lugar, están las plataforma e-commerce de código abierto. Para poder manejarlas, hay que tener un conocimiento técnico y de programación o en todo caso podemos trabajar con alguien que los tenga. Se pueden personalizar, cuentan con muchas integraciones y son usadas en su mayoría por empresas grandes que tienen un área de Tecnología Informática capaz de gestionarlas. Entre las más destacadas podemos encontrar a: Magento, Prestashop, Wordpress y Woocommerce.

En segundo lugar, se encuentran las plataformas e-commerce de código cerrado. Si eres una pyme, emprendedor o quieres iniciar un negocio, lo ideal será trabajar con una plataforma de código cerrado. Estas funcionan bajo el formato Saas (Software as a Service). Este es un servicio, y como tal facilitan el uso al contar con plantillas autogestionables, además no necesitas un conocimiento técnico para poder usarlas.

4. Contacta una buena empresa de hosting

La elección de una buena empresa de alojamiento garantiza una buena velocidad de conexión, que es la clave para una excelente clasificación en los motores de búsqueda. Si la página es muy lenta y tarda mucho en cargarse, Google la penalizará y aterrizará al final de los resultados de búsqueda.

Una empresa de hosting también te asegura suficiente espacio para promocionar tus productos o servicios. Además, es prácticamente la única inversión que tienes que hacer para desarrollar tu comercio electrónico.

5. Utiliza un buen CMS para tu e-commerce

Un CMS es un software que nos permite gestionar los contenidos de nuestra tienda, desde la publicación hasta la edición y el cambio en el aspecto visual, a través de diversas plantillas de diseño.

Además de los contenidos, también podemos gestionar productos y usuarios, y vincularlos en la forma de un carrito de compra.

6. Ofrece una plataforma atractiva personalizando tus productos

¡Todo entra por los ojos! Los usuarios deben tener acceso a la lista de productos o servicios que ofreces. A mayor información, mayores posibilidades de venta, sin embargo, tampoco vale exagerar. ¿Qué puedes personalizar?

  • Los textos: Que los usuarios no vean en tu sitio lo mismo que ya hayan visto en otros ecommerces. ¡Se original y creativo al exponer tus productos a tu público! Amplia la descripción de producto con información sobre su uso, describe detalles que no se puedan mostrar con imágenes y que permitan al usuario imaginarse el producto sin verlo de manera física.
  • Las fotos: Las imágenes son otro de los elementos que influye en la decisión de compra, por lo que, para mejorar la experiencia del usuario, asegúrate de que las fotos son de buena calidad y muestren detalles de los productos.

7. Define los variados métodos de pago

Existen diversos métodos de pago para las transacciones online. Lo ideal es que ofrezcas la mayor cantidad de opciones para tus clientes, pues en una tienda virtual, se trabaja con un publico muy variado.

Así, minimizas las tasas de abandono y garantizas más ventas para tu negocio.

8. Establece una estrategia de marketing de contenidos

Realiza ofertas especiales, prepara una estrategia de redes sociales, organiza concursos, realiza un seguimiento personalizado de tus clientes, escribe notas de prensa. Trabaja para mejorar tu presencia online, dar a conocer tu marca, posicionar tus productos en google y vender online.

9. Crea un blog para enriquecer la experiencia de usuario

La creación de un blog puede ayudar a atraer tráfico a la tienda y que nos sirva también para promocionar nuestros productos de algún modo, directa o indirectamente.

10. Invierte en publicidad

Gracias a la publicidad online, podemos promocionar nuestra tienda online de forma económica pero sobre todo a escala. Utilizando correctamente las herramientas de análisis gratuitas que Internet pone a nuestra disposición, podemos saber exactamente qué campañas publicitarias son ventajosas y cuáles no funcionan, con el fin de remediar rápidamente la situación y evitar pérdidas innecesarias.