Si ya estás sumergido dentro del mundo digital, te habrás dado cuenta de los miles de conceptos técnicos que acompañan el desarrollo de tu estrategia de negocios. Algunos un poquito más complicados que otros, pero nada que una buena asesoría y una disposición para aprender no solucione. Por eso, revisemos ¿qué es el ROI?

Recuerda que estamos juntos en este continuo aprendizaje. Como ya habrás visto en el título, hoy nos disponemos a conocer qué es el ROI o Return On Investment. A primera vista, estas siglas no nos dicen mucho ¿verdad? El retorno sobre la inversión (ROI) es una fórmula que nos permite establecer una medición adecuada acerca de las pérdidas y/o ganancias de una empresa, en base a la estrategia de marketing aplicada.

¡STOP! Muchos términos en tan poco tiempo.

No te preocupes, vamos paso a paso…

Cuando recién empezamos una estrategia de contenido para mejorar el posicionamiento de tu sitio web, lo primero que pensamos es en aquella  información que estará disponible en nuestra página. Te preguntarás: ¿Qué publico hoy? ¿qué publico mañana? o ¿qué publicaré toda la semana?

¡El objetivo es subir contenido! 

No obstante, al momento de plantear una estrategia, tenemos que considerar diversos factores, como por ejemplo: buscar un diseñador, elaborar contenido para un futuro blog, entre otros aspectos sumamente importantes. Todos estas piezas, que forman parte del marketing de tu negocio, generan un gasto.

En resumidas cuentas, inviertes en el diseño, contenido y creación, para buscar la mejor exposición y el incremento de ventas en tu sitio web. Cuando deseamos calcular el retorno sobre la inversión, es fundamental considerar todos los gastos realizados y las ganancias obtenidas.

Aplicar una estrategia de contenidos es clave para un mejor resultado; por lo tanto, esta debe ir acompañada del cálculo del ROI como aspecto determinante dentro de este proceso.

¿Por qué es importante calcular el ROI?

Relacionado con lo anterior, este indicador es relevante en cualquier estrategia de marketing, ya que ayuda a obtener un mejor panorama del retorno de la inversión aplicada a cada contenido involucrado. Además de este aspecto, medir el ROI en marketing de contenidos posibilita un buen entendimiento de las inversiones más acertadas para tu negocio.

Es decir, qué tipo de inversión es necesaria para obtener los mejores resultados. Para resumir la importancia del ROI, diremos que esta métrica se encarga de determinar el impacto y la rentabilidad que estas inversiones tienen dentro de tu negocio. ¿Es este retorno positivo o negativo?

En base a esta evaluación económica, podrás planificar con mucha más experiencia las campañas de contenido a futuro: esta métrica funciona para delimitar qué aspectos debes modificar o eliminar. Se establecerá una diferencia entre aquellas inversiones que no dieron frutos y  aquellas que funcionaron en tu campaña.

 

¿Cómo calcular el ROI?

¿Eres bueno en mate? ¡Vamos a probarlo! … En la actualidad, se cuenta con una fórmula estándar para calcular el ROI. Observa la fórmula:

                     

ROI =    (Ingresos – Inversión) / Inversión %

Pongamos un ejemplo para explicar mejor el uso de esta medición. Si has invertido S/60,000.00 en tu campaña y obtienes un ingreso de S/80,000.00, el ROI total es de 33,3%. Este es un porcentaje positivo; y, probablemente signifique que la campaña ha tenido éxito. 

 

ROI =    (80,000 – 60,000) / 60,000 = 33,3%

Si la cifra resultante representa una pérdida, es decir, el ROI es negativo, esto significa que la campaña de contenido no ha tenido el éxito que se esperaba; y, por lo tanto, no has obtenido los ingresos adecuados para recuperar la inversión.

Para evaluar estos resultados debes tener siempre en mente los objetivos planteados al inicio de esta estrategia, ya que solo con estos puedes medir el porcentaje de ganancias y/o pérdidas respecto a la inversión. Si el ROI es positivo, esto significa que la campaña ha sido rentable para tu negocio.

Pero, medir el ROI no es una tarea tan sencilla como lo hace parecer la fórmula anterior. Probablemente, los conocimientos básicos de matemática no funcionen tanto. Antes de todo, tenemos que empezar por definir los KPIs (es decir, Keys Performance Indicators).

Este término hace referencia a una métrica usada comúnmente para medir el impacto de tu campaña en aspectos concretos. Esta herramienta permitirá cuantificar el rendimiento de un indicador específico que será monitoreado en este cálculo. Por ejemplo:

  • Interacción de los usuarios:

Aquí nos referimos a la actividad que los visitantes realizan dentro de las plataformas que funcionan para exponer tu marca. Se puede medir en términos de comentarios, likes, menciones, contenido compartido (si es que utilizas redes sociales).

  • Tasa de conversión:

Por ejemplo, en este caso, el indicador nos muestra los potenciales clientes que visitan tu página web o redes sociales para revisar el producto o servicio que ofreces.

Así como estos, también podemos encontrar otros indicadores; sin embargo, recuerda que la medición del ROI siempre debe estar basado en aquellos puntos que consideres esenciales en tu estrategia de marketing. Esto es fundamental para lograr los objetivos que te has propuesto. 

 

Estrategias para mejorar el ROI:

1. Sube contenido con mayor frecuencia:

Debes considerar un número adecuado de publicaciones para mantener a tu audiencia a la expectativa de tu contenido. Respecto a este punto, debes evaluar la plataforma que estás utilizando para subir estas publicaciones; por ejemplo, la frecuencia de posteo puede diferir si se trata de una red social como Instagram, o si estamos usando un blog como nuestro medio principal para publicar contenido informativo.

Recuerda que los factores determinantes en las publicaciones se relacionan con las gráficas, el lenguaje y el mensaje a transmitir..

2. Aumenta tu participación en redes sociales:

Para lograr el crecimiento de tu marca, esta debe aparecer en todos los canales posibles. Siempre recuerda orientar tu estrategia tomando en cuenta el tipo de “buyer persona” al que se dirige tu negocio. A partir de eso, utiliza todos los medios para interactuar con los prospectos de clientes.

3. Acude a los expertos:

Sabemos que toda esta teoría puede resultar tediosa y abrumadora, si es que recién estamos iniciando. Por tal razón, siempre es bueno rodearse de especialistas en el sector digital. Alguien que posee el conocimiento adecuado y las herramientas de medición podrá encaminar tu estrategia de marketing de contenidos. Apóyate en la experiencia para aumentar las ventas y el ROI de tu negocio. ¡El equipo de MoodWebs está listo para ayudarte!